Populorum Progressio, ayuda con efecto multiplicador

By 10 mayo, 2016 Español

La ayuda de la Fundación Populorum Progressio a las poblaciones indígenas, campesinas y afrodescendientes de América Latina debe tener un efecto multiplicador, según aseguró S.E. Monseñor Edmundo Abastoflor Montero, Arzobispo de La Paz (Bolivia), Presidente del Consejo de Administración.

En diálogo con medios de comunicación, Monseñor Abastoflor explicó que la ayuda del Papa Francisco a través de la Fundación es una señal: Nuestra ayuda no es gran cosa en dinero, los gobiernos manejan miles de millones de dólares mientras nuestra fundación maneja pocos recursos, pero estos llegan directamente a la gente, tienen mucha efectividad. Al llegar a personas que están en situación de necesidad de salud, por ejemplo, el hecho que se les preste una atención directa, que se les mejore el estado de salud de ellos, de sus niños o sus familias, es un avance; es mejorar la calidad de vida de la gente”, precisó.

Los proyectos que financia la Fundación Populorum Progressio deben ayudar a la promoción de los campesinos, indígenas y afrodescendientes más abandonados de América Latina y el Caribe, atendiendo diversos aspectos del desarrollo integral de una comunidad: Producción, Infraestructura, Salud, Educación, Comunicación y Financieros. Es importante resaltar que la participación de la comunidad es vital, puesto que son ellos quienes aportarán con sus propios recursos: sueldos, promotores, profesores, transporte, mantenimiento, alimentación, terrenos y, en la medida de lo posible, técnicos; debido a que será la población beneficiada quien planee, ejecute y evalúe la culminación del proyecto.

 

La ayuda es una acción multiplicadora dado que las comunidades que la reciben pueden también ayudar a otras personas en situación parecida: “Deseamos que mucha gente pueda colaborar a nuestra fundación, aunque sea con pocos recursos. Si miles de personas dan 5 pesos cada una, ya son más de cien mil pesos que se consiguen. Es un efecto multiplicador que quisiéremos tener, para pedir a la gente que colabore a la Fundación con aquello que puede. Si es poco, bienvenido. Si es mucho, también lo aceptamos de buen gusto. La Fundación está tratando de llegar a las personas para que nos ayudemos unos a otros porque somos hermanos, porque somos hijos de Dios, porque Él ha querido que compartamos lo bueno que tenemos y tratemos de evitar lo malo y negativo que existe en nuestros países todavía”, precisó S.E. Monseñor Edmundo Abastoflor Montero, Arzobispo de La Paz (Bolivia), Presidente del Consejo de Administración.

 

Leave a Reply