Cultivo hortofrutícolas con familias campesinas en Chile

By 14 noviembre, 2016 Español

En la región de Aysén, Patagonia Chilena, se encuentran las comunas de Lago Verde y Chile Chico, es allí donde habitan 55 familias de origen campesino, especialmente en las localidades de Amengual, Cisne Medio, La Tapera, Fachinal y Bahía Jara.

En estos territorios la población, ha trabajado la tierra como medio de sustento a través de la crianza de animales domésticos y la siembra de cultivos apropiados a la zona geográfica como papa, arveja, zanahoria y poroto. A su vez, dedican su tiempo al mantenimiento y producción de árboles frutales como manzanos, ciruelos, cerezos, guindos y membrillos.

El 12% esta comunidad pertenece a la etnia Mapuche-Huilliches y el 88% restante son campesinos de bajos recursos, quienes se han distinguido siempre por su capacidad emprendedora y espíritu solidario, siendo asesorados de manera esporádica por la Fundación para el Desarrollo Regional de Aysén (FUNDA), institución católica de desarrollo humano sin ánimo de lucro, de carácter social y pastoral.

0236 Y 0237 CHILE 12FUNDA y la Fundación Populorum Progressio han sido por largo tiempo instituciones aliadas, en la puesta en marcha de microemprendimientos para superar la pobreza de muchas familias de la zona patagónica. Es por esta razón que, en el año 2012, presentan con el apoyo del Vicariato Apostólico de Aysén, el proyecto 0236 y 0237 con el fin de fomentar la diversificación agrícola para la seguridad alimentaria y el incremento de los ingresos familiares en la zona, a través de la implementación de cultivos hortofrutícolas orgánicos, utilizando el método biointensivo para mantener la fertilidad del suelo y evitar la erosión.

El aporte total de US$ 14.000 dólares fue invertido en la compra de semillas, árboles frutales y herramientas menores para la ejecución de los proyectos, los cuales se complementaron con el aporte de la comunidad (US$ 7.225) utilizado en capacitación, personal y la compra de otros materiales. Así mismo, la población beneficiada aportó predios y herramientas para la culminación exitosa de estas iniciativas.

“La comunidad beneficiara siempre manifiesta su sentir de mucha gratitud por el apoyo que se brinda por medio de estos proyectos, lo cuales les permiten desarrollar un emprendimiento productivo de mucho valor humano, con beneficio familiar”, afirmó Bernardino Ojeda, Director Ejecutivo de la Fundación para el desarrollo Regional de Aysén (FUNDA).

La Fundación Populorum Progressio agradece el trabajo de las comunidades, instituciones y jurisdicciones eclesiásticas que día a día luchan por el progreso de las comunidades indígenas, campesinas y afrodescendiente de América Latina.

Leave a Reply