1994: La Fundación Populorum Progressio financia su primer proyecto productivo en Chile

By 16 enero, 2018 Español

El 21 de julio de 1994, el Consejo de Administración de la Fundación Populorum Progressio reunido en la ciudad de Cochabamba, Bolivia, aprueba por primera vez un proyecto para familias campesinas en Chile.

La iniciativa, fue presentada por la Diócesis de Punta Arenas con el aval de Monseñor Tomás González Morales, Obispo de la Diócesis desde 1974 hasta 2006, bajo la responsabilidad de Alfredo Fonseca Mihovilovic, quien en ese entonces se desempeñaba como Director Ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo XII Región Magallanes (FIDE XII). Esta Fundación tiene como objetivo fundamental promover y ejecutar iniciativas para lograr el desarrollo integral de las comunidades de la región de Magallanes en temas como cultura y arte, ciencia y salud, educación y recreación, progreso económico y social, medio ambiente, capacitación de jóvenes y adultos, proyectos productivos y otros, en beneficio de la región.

Fueron 45 las familias campesinas beneficiarias de este proyecto, las cuales en su mayoría tenían como único medio de subsistencia la explotación de pequeños predios entre 0.5 y 1 hectárea, sin embargo, no contaban con recursos, capital ni bienes productivos, lo que generaba que los productores se endeudaran con entidades privadas y públicas para poder seguir explotando sus predios. Esta comunidad habita en el sector rural denominado Prolongación Martínez de Aldunate, en la comuna de Punta Arenas, Provincia de Magallanes, XII Región, lugar que se encuentra inserto en zonas dominadas por un clima de estepa, en situación de aislamiento geográfico, lo cual que impedía el contacto con los grandes centros poblados, dificultando el acceso a los servicios básicos elementales. Los escasos medios que poseían y técnica agrícola de tipo regular y rústico que empleaban, no era apropiada para poder explotar y estimular el trabajo en el sector agrícola, esto solamente les aportaba los recursos necesarios para mantener su grupo familiar, cuyos integrantes jóvenes debían, en la mayoría de los casos, migrar a la ciudad en busca de otros recursos para ayudar a sus familias.

Por esta razón, se realiza el proyecto 0002 Chile 94, con el fin de afianzar y consolidar a las familias en sus tierras, evitando la migración, a su vez mejorando el ingreso, la alimentación y en general las condiciones de vida. Los recursos otorgados por la Fundación Populorum Progressio (US$ 5.900) fueron invertidos en material para capacitaciones y asesorías técnicas empresariales de forma práctica en base al trabajo con el grupo de beneficiarios, los cuales se desarrollaron en sus propios predios, principalmente dirigido al mejoramiento del suelo, cultivo al aire libre y bajo cubierta, preparación de almácigos y sistema de riego, tratamiento de enfermedades, aprovechamiento de recursos naturales, sistemas de fertilización y optimización, administración y comercialización de recursos. Así mismo, se invierte en la creación de un fondo rotatorio para créditos e insumos agrícolas como polietileno, fertilizantes, semillas de hortalizas, nailon, entre otros, los cuales devolvieron en plazos de hasta 9 meses.

Este proyecto, logró generar un aumento en los ingresos netos en el periodo agrícola, mejoró la dieta alimenticia de los beneficiaros, optimizó los procesos de comercialización de los productos obtenidos por los beneficiarios como ajos, zanahorias, zapallos italianos, papas, lechugas y repollos. De igual forma se creó una junta de vecinos para el comité de huertos ‘Orlando Mansilla’ y se realizaron controles de hidatidosis en las personas y las mascotas. “Este proyecto nos permitió emprender actividades de desarrollo rural en esta comunidad, sin lugar a duda los resultados fueron positivos, pues no solamente se cumplieron los objetivos iniciales, sino se logró crear el comité ‘Orlando Mansilla’, para contar con la participación de la comunidad y así evaluar el proyecto”, manifestó Monseñor Tomás González Morales.

Desde entonces, la Fundación Populorum Progressio, ha financiado un total de 193 proyectos en Chile con una inversión de US$ 1.603.780 dólares, los cuales han beneficiado a campesinos de las localidades de Cisne Medio, Yerbas Buenas, Lituche, provincia de los Andes, Zapallar, Uraco y Concaven, así mismo a indígenas de Malla-Malla, Andrés Calbuñir de Boyeco y a la comunidad Atacameña de Coyo. Todo gracias al apoyo de las Diócesis de Talca, Punta Arenas, Temuco, Linares y los Ángeles, y del Vicariato Apostólico de Aysén entre otras.

La Fundación Populorum Progressio, continuará apoyando más iniciativas con el amor del Santo Padre a todas las comunidades que más lo necesitan.

 

Para más información:
www.populorumprogressio.org
secretaria@populorumprogressio.org

 

Leave a Reply