Fundación Populorum Progressio continúa como Fondo Populorum Progressio

En el proceso de aplicación de la Constitución Apostólica Praedicate Evangelium, que implementa la reforma de la Curia Romana, para lo cual, dentro de los  principios y criterios se plantea una “saludable descentralización”, también la Fundación Populorum Progressio (FPP) se reforma Deseando que la ayuda para el desarrollo de proyectos siga siendo expresión de la caridad del Papa, pero no tenga su centro en la Curia romana” según enfatizó hoy el Santo Padre en audiencia con el Consejo de Administración.

Para tal efecto, el Santo Padre implementa esencialmente dos cambios. En primer lugar que la Fundación vuelva a su planteamiento original de ser un “Fondo”, pues “Esta fue la forma concebida por Pablo VI en 1969, en el segundo aniversario de su Encíclica Populorum Progressio, para ayudar a los campesinos pobres y promover la reforma agraria, la justicia social y la paz en América Latina, según las orientaciones ofrecidas por los Episcopados del continente”, como recordó el Papa en la mensionada audiencia. Se suprime la figura de fundación y se da paso al Fondo Populorum Progressio.

En segundo lugar, desde el mencionado principio de descentralización de la Curia Romana “para promover un mayor vínculo con las Iglesias locales y hacer más efectivos los programas de desarrollo integral en las comunidades indígenas y afrodescendientes más postergadas y pobres de América Latina” el Papa encomienda la constitución de este Fondo al Consejo Episcopal Latinoamericano – CELAM; el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral (DSDHI) conservará la responsabilidad de la administración del fondo que estará vinculado al servicio de esta misión.

Aprobación de 87 nuevos proyectos de 18 países

En la reunión anual realizada a lo largo de esta semana, el Consejo de Administración de la FPP, que continuará como Fondo Populorum Progressio, de los proyectos evaluados para este año aprobó 87, provenientes de 18 países por un monto de US$ 1.531.072. De éstos, 28 se realizarán por medio del Programa de Canastas Familiares de Alimentos, considerando que, aunque la intensidad de la pandemia del Covid-19 ha disminuido, sus consecuencias aún son latentes. Para esta reunión, además de los miembros del Consejo de Administración de la FPP, se contó con la presencia del Cardenal Michael Czerny, Presidente de la Fundación y del Dicasterio SDHI y la Hna. Alessandra Smerilli, Secretaria General de este mismo Dicasterio. También se contó con la presencia de las Directivas del CELAM y representantes de la instituciones financiadoras: Conferencia Episcopal Italiana – CEI, Cross Catholic Outreach (USA) y Manos Unidas (España).

La Fundación Populorum Progressio en sus 30 años de existencia apoyó cerca de 5.000 proyectos en 25 países de Latinoamérica y el Caribe por un monto de aproximadamente US$ 49.000.000. El Papa agradeció a las instituciones financiadoras su ayuda y las invitó a continuar esta valiosa colaboración.

Desde el Dicasterio SDHI, el Consejo de Administración y el CELAM, se tiene la convicción de que la sinergia que creará este vínculo entre Populorum Progressio y el CELAM fortalecerá aún más el servicio a la Iglesia en Latinoamérica y el Caribe, en especial a los más necesitados.

La sesión II de la Constitución Apostólica Praedicate Evangelium, constituida por los Principios y Criterios para el Servicio de la Curia Romana, termina afirmando “La reforma, como deseaba Pablo VI, se propone en primer lugar hacer que en la Curia misma y en toda la Iglesia, la chispa de la caridad divina pueda «dar fuego a los principios, a las doctrinas y a los propósitos que el Concilio ha predispuesto y que, inflamados así de caridad, pueden obrar de verdad en la Iglesia y en el mundo esa renovación de pensamiento, de actividades, de costumbres y de fuerza moral, de alegría y de esperanza que ha constituido el fin mismo del Concilio». Con seguridad que esta reforma contribuirá a este objetivo.

 

Leave a Reply