EQUIPO DE MECÁNICA AUTOMOTRIZ PARA COMUNIDAD INDÍGENA Y CAMPESINA EN BOLIVIA

En el extremo noreste del departamento de Santa Cruz, a 290km de su capital, Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia, se encuentra el municipio de Concepción. Es la primera sección municipal de la Provincia Ñuflo de Chávez. Por su jurisdicción territorial, pasa la carretera asfaltada que vincula la ciudad de Santa Cruz de la Sierra con la Provincia José Miguel de Velasco Franco y con el Estado de Matto Grosso, norte de Brasil.

En este departamento, la proporción de hogares particulares pobres es una de las más bajas del país, sin embargo, es donde se manifiestan las mayores diferencias entre la población urbana y rural. En la primera, el índice de pobreza es de aproximadamente un 24,9% mientras que en el área rural el 81% de los hogares se encuentran en situación de pobreza.

“Si bien la pobreza puedo definirse como la deficiencia y/o carencia material de bienes y servicios a los que no es posible acceder; el grado mismo depende con quien se la compare o los parámetros con la que se mida, pero en realidad lo que define muy bien este grado, son las condiciones: esperanza de vida de la población y a través de la satisfacción o bien de la no satisfacción de algunas necesidades básicas a las que tiene derecho cualquier ser humano”, Hna. Ofelia Ríos Fierro responsable del proyecto.

Por esta razón, desde el año 1982, la Escuela Técnica Hans Roth Fe y Alegría, propiedad del Vicariato Apostólico Ñuflo de Chávez, continúa dando formación técnica profesional para jóvenes y adultos, provenientes de las comunidades indígenas y campesinas de la localidad de Concepción- Ñuflo de Chávez, en sus especialidades de Mecánica Automotriz, Ebanistería y Tallado, Corte y Confección, Tejido y Bordado, Computación y Huerta Agroecológica.

Los Talleres de Mecánica Automotriz y de Ebanistería y Tallado son los que han proporcionado hasta el momento gran parte de los materiales, (en especial en madera) de las nuevas y numerosas construcciones de todo el Vicariato, como son sus iglesias, escuelas, casas comunales, hogares parroquiales, etc, destacando su extraordinaria contribución en la restauración de los 6 templos, que han merecido por parte de la UNESCO el título de “Patrimonio Cultural de la Humanidad” en el año 1991 (Concepción, San Javier, San Miguel, San Rafael, Santa Ana y San José).

En el año 2013, la especialidad de Mecánica Automotriz contaba con 51 estudiantes inscritos en total (32 hombres y 2 mujeres). Esta especialidad tiene una duración de 1, 2 y 3 años en niveles: inicial, avanzado y calificado, recibiendo, al concluir sus estudios, una certificación de: Técnico básico, Técnico auxiliar y Técnico Medio, dependiendo el tiempo de estudio.

Sin embargo, la falta de recursos y oportunidades educativas y laborales, indujeron a la población a desplazarse al sector informal de la economía, dedicándose a la venta de dulces o abarrotes. Para disminuir, parte de este fenómeno socioeconómico y poder capacitar técnicamente a esta población, se realizó el proyecto de implementación y actualización de maquinaria en el área de Mecánica Automotriz, “con el fin de ampliar la cobertura para la enseñanza y el aprendizaje de la comunidad, prestando un mejor servicio y mejorando la calidad de vida de la población indígena y campesina de la región”, Monseñor Antonio Bonifacio Reimann OFM, Vicario del Vicariato Apostólico Ñuflo de Chávez.

De esta manera, el Consejo de Administración de la Fundación Populorum Progressio reunido en la ciudad de Arequipa, Perú, aprobó en el año 2013 el proyecto presentado para la implementación de equipos de diagnóstico automotriz a inyección electrónica en la especialidad de Mecánica Automotriz para el centro educativo Hans Roth “Fe y Alegría”, con el apoyo de Monseñor Antonio Bonifacio Reimann OFM, Vicario del Vicariato Apostólico Ñuflo de Chávez, la Hermana Ofelia Ríos Fierro (encargada de la dirección del lugar), el Licenciado Eduardo Bustos Navarro (Administrador) y el señor Efraín Cruz Cayo (Contabilidad).

El proyecto 0344 Bolivia 13, recibió US$8.500 dólares americanos, los cuales fueron invertidos en la compra de un osciloscopio, un manómetro, limpiadores de inyectores,  dos motores de inyección electrónica, bases metálicas para los mismos y un multiescaner pro, beneficiando alrededor de 264 personas, mayoritariamente de comunidades indígenas y campesinas. De igual forma, la comunidad contribuyó con gastos de asesoramiento, instalación, administrativos, transporte e instalación, Sin embargo, varias dificultades se presentaron para llevar a cabo el proyecto, una de ellas es que el lugar donde adquirieron los equipos se encontraba a 6 horas de distancia del Centro Educativo, lo que generó un traslado dificultoso y problemático por el peso y los caminos deteriorados.

“Gracias al proyecto, hemos constatado que la enseñanza y aprendizaje de los jóvenes y adultos de la especialidad de Mecánica Automotriz son de mayor calidad porque le aporta conocimientos más amplios en las nuevas tecnologías. Así mismo, el nivel de prácticas externas en los estudiantes se incrementó y se han generado recursos propios a través de los servicios prestados haciendo que la Especialidad sea autosostenible, gracias al aporte que la Fundación Populorum Progressio ha realizado”, Hna. Ofelia Ríos Fierro responsable del proyecto.

Para más información:
www.populorumprogressio.org
secretaria@populorumprogressio.org

Fundación Populorum Progressio

Fundación Populorum Progressio al servicio de indígenas, campesinos y afrodescendientes de Latinoamérica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *