APOYO PARA LA CONSTRUCCIÓN DE LA BIBLIOTECA EN EL COLEGIO DOLORES MANCILLA DE FLORES, COMUNIDAD IXTLAHUACA, MÉXICO

 “Yo me solidarizo con las hermanas Carmelitas del Sagrado Corazón y avalo su proyecto en la solicitud que ellas les están presentando, debido a que la biblioteca escolar favorecerá a los niños y jóvenes en su educación, desarrollando habilidades en el manejo de la información, el fomento a la lectura, entre otros conocimientos que aportarán al desarrollo de la población que se encuentra en la jurisdicción de esta Diócesis de Atlacomulco que el Señor me ha encomendado”, palabras de la carta aval al proyecto 0220 México 2010 de S.E. Monseñor Juan Odilón Martínez García, Obispo de Atlacomulco.

Con el apoyo de Monseñor Juan Odilón Martínez y la Hermana María Elena García Espinoza, Superiora Provincial de las Hermanas Carmelitas del Sagrado Corazón, Provincia de San Juan de la Cruz, se realizó la construcción de una biblioteca para libros impresos e informática, al servicio de los 910 alumnos del Colegio Dolores Mancilla de Flores, quienes son en su mayoría indígenas mazahuas y otomíes de la comunidad de Ixtlahuaca, en México.

Este Centro de atención a la población indígena mazahua, nació en Ixtlahuaca, Estado de México, en el año de 1954. La señora Dolores Mancilla de Flores, vecina de esta región, advertía como una gran cantidad de familias indígenas vivían de manera miserable debido a la discriminación, a la falta de servicios de toda índole entre ellos el de salud y escolar. En un acto de generosidad dona su propiedad para comenzar la tarea de educar al pueblo pobre, junto con las religiosas Carmelitas del Sagrado Corazón. A su muerte, su hijo Alfonso Flores construyó el actual edificio y, a través de los años el colegio ha ido evolucionando. Sin embargo, este gran proyecto ha sido posible gracias a la fidelidad y el apoyo del pueblo, y a cada comunidad religiosa que ha pasado a lo largo de los años por esta institución.  “Todos y cada uno de ellos han ayudado a dar pasos muy importantes para alcanzar nuestra gran misión de brindar una educación integral a los niños y niñas indígenas mazahuas y ayudar a las familias a resolver otras circunstancias graves en las que viven como la extrema pobreza, la violencia, la desintegración familiar y la migración”, comentó la Hermana María Elena García Espinoza.

Los padres de los niños y jóvenes alumnos del colegio trabajan como campesinos en Ixtlahuaca y como obreros, vendedores ambulantes, trabajadores domésticos o cargadores en el Mercado de la Merced o en la Central de Abastos de Ciudad de México, sin embargo, debido a su raza indígena en ocasiones son discriminados y explotados ganando en ocasiones menos de US $4 dólares al día. Los niños y jóvenes con el fin de ayudar a sus familias desertan de sus estudios para trabajar en empleos temporales. “La manera de romper con este círculo de pobreza e ignorancia es brindándoles una oportunidad a los niños y jóvenes de contar con una educación formal e integral que les permita superarse y llevar una vida digna, respetando su cultura y lengua -afirmó la Hermana María Elena García, responsable del proyecto-, nuestro modelo educativo plantea una serie de actividades que necesitan ser apoyadas con el mobiliario y equipo adecuados a fin de alcanzar los objetivos deseados, como es el caso de una biblioteca de libros impresos y de informática”.

Por esta razón, las Hermanas Carmelitas del Sagrado Corazón presentan en el año 2010 el proyecto 0220 México, el cual fue aprobado por el Consejo de Administración de la Fundación Populorum Progressio por un valor de US $12.000 dólares, dinero que fue invertido en la compra de materiales como acero, cimbra, cemento, clavos, polines y barrotes de cimentación, arena, grava y material eléctrico y de plomería; los gastos administrativos, de transporte y mano de obra especializada, fueron gracias al apoyo de la comunidad, las religiosas Carmelitas del Sagrado Corazón y las directivas del plantel educativo. (El terreno para la construcción de la biblioteca se realizó en el predio del colegio, propiedad de la Sociedad Civil Dolores Mancilla de Flores y dirigido por la Provincia de San Juan de la Cruz).

Con esta nueva biblioteca, los 910 alumnos del Colegio Dolores Mancilla de Flores, han aprendido habilidades en el manejo de información y medios tecnológicos, incrementado la lectura y adquiriendo nuevos conocimientos que les permiten alcanzar la excelencia académica; a su vez gracias al apoyo de la Diócesis de Atlacomulco, las Hermanas Carmelitas del Sagrado Corazón y las Directoras del Colegio Dolores Mancilla de Flores se continúa educando en la Fe  “a nuestra comunidad educativa y a los feligreses de la Parroquia, ayudando a difundir los apoyos que realiza nuestra Iglesia y sus compromisos con los más necesitados con el fin de ayudar a las poblaciones más vulnerables” puntualiza la Hermana María Elena García.

Como ellos, usted también puede presentar iniciativas que contribuyan al desarrollo de las comunidades indígenas, campesinas y afrodescendientes de América Latina, recordando que “las acciones que se hacen con amor, sin pedir nada a cambio, son gestos puros y esas acciones puras no tienen precio”, Papa Francisco.

Fundación Populorum Progressio

Fundación Populorum Progressio al servicio de indígenas, campesinos y afrodescendientes de Latinoamérica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *